Pasabuses con iluminación sustentable

Gerardo Velardeabril 26, 20222240

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (abril 2022), el 70% de la población mexicana se siente insegura al viajar en transporte público y 59% se siente insegura en las calles que habitualmente usa.

Este proyecto de parabús está diseñado para ser un oasis de seguridad, a través de la iluminación pública sostenible. Diversos estudios han demostrado que la iluminación del espacio público ayuda, no solo a reducir la percepción de inseguridad, sino también a reducir los índices delictivos con respecto a zonas con iluminación disminuida.

Este proyecto, al mismo tiempo de garantizar el derecho a una movilidad segura y sostenible, ataca una de las raíces que desincentivan el uso del transporte público, como lo es la inseguridad.

La iluminación de espacios públicos de una forma sostenible se logra con:
• Integración de una película fotovoltaica en la estructura del parabús.
• La cubierta, cuya posición y tamaño es adaptable al contexto urbano para maximizar la generación energética y minimizar el uso de materiales.
• El material propuesto para la cubierta, fomenta el uso de materias primas locales.

La seguridad personal es el centro de la propuesta. La iluminación es el elemento principal que permite elevar la sensación de seguridad, así como inhibir ilícitos. Se propone un área de iluminación de 120 luxes en un perímetro de al menos dos metros.

Este proyecto contempla el uso de paneles solares integrados a la cubierta para generar la energía necesaria para mantener el parabús y el perímetro que lo rodea todas las horas del año.

El diseño evita la creación de espacios cerrados y poco visibles que den pie a actos ilícitos, maximizando la visibilidad de los usuarios.

La película de la cubierta está diseñada para adaptarse a distintos entornos urbanos y las condiciones microclimáticas de la zona. La métrica para evaluar las condiciones térmicas es el Universal Thermal Comfort Index (UTCI) y es calculado utilizando bases de datos actualizadas de la zona, el efecto de isla de calor de la región y la sombra ocasionada por el contexto urbano.

El diseño considera uso de materiales locales, por ejemplo, hoja de palma; generación local de energía eléctrica (in situ), y la optimización del diseño con respecto al contexto urbano para minimizar el uso de materiales. El área de la película fotovoltáica es calculada para que brinde el consumo exacto del parabús durante todo el año.

El modelo de parabus está diseñado para ser adaptable a cualquier entorno urbano, haciéndolo replicable en toda la República gracias a bases de datos abiertas de ciudades tridimensionales y archivos climáticos. Además el software utilizado para la optimización (Rhinoceros, Grasshopper, Ladybug y Dragonfly) es libre para uso comercial.

Gerardo Velarde


La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.
Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma los artículos y columnas de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Política Básica.

Recientes

Mariana, es momento de hablar de acogimiento familiar

¿Y funcionará el Tren Maya?

¿Y funcionará el Tren Maya?

¿Sabes quienes son tus influencers?

¿Sabes quienes son tus influencers?

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.


Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados


Anunciate con nosotros

Una comunidad en espera de conocerte.
Con más de 95 mil visitas y un alcance de
2 millones de personas mensuales en nuestras plataformas.

Anúnciate con nosotros


contacto@politicabasica.com

Canal de Whatsapp

Aviso de privacidad

Oportunidades laborales


error: Content is protected !!
Advertisment ad adsense adlogger