La palabra que no representa a las feministas

Annayancy De la Cruz Mabril 14, 202112361
Ilustración_sin_título (2)

Ilustración por @ledieguex


Llamar feminazis a colectivas feministas conformadas por madres y familias que llevan años pidiendo justicia pero que no han sido escuchadas es de lo más carente de empatía.

Al igual que llamar «feminazi» a una mujer que simple y sencillamente exige respeto en lo laboral, académico y demás, porque eso no la convierte en parte de un movimiento racista, xenófobo y conservador.

Las feministas de antes también eran fuertemente denigradas con el uso de palabras que sólo buscaban desprestigiar.

Sí, aquellas que hoy muchas personas comparan y les atribuyen todo lo positivo, también padecieron de una polarización por parte de medios y sociedad.

Las sufragistas (a quienes nos referimos) son un gran referente en la lucha por la reivindicación de los derechos de la mujer, son la base de un movimiento que a lo largo del tiempo se ha ido nutriendo.

En sus años de activismo las atacaron de mil formas y una de esas fue acuñarles el término «sufragette», de manera bastante despectiva, aludiendo a las mujeres que causaban ruido con su forma de protestar.

Y es que, ¿Cómo no hacer ruido ante tanta injusticia?

Si bien, no estamos comparando en ningún sentido las luchas, sí podemos comparar la manera en que fueron tratadas.

Como mujeres seguimos siendo estereotipadas en muchos aspectos aún en pleno siglo XXI.

Seguimos recibiendo insultos constantemente y el blanco de las críticas son las mujeres que hacen activismo, las más criticadas y sobre todo, desprestigiadas con un término que muchas personas dicen a la ligera.

Estoy segura de que en algún momento hemos escuchado «feminazi» o la típica comparación que a muchas ya nos tiene cansadas, esa entre «apoyo a las verdaderas feministas, pero no a las feminazis».

Vaya, (si eres mujer) ni tienes que salir a una marcha para ser llamada así, basta con sólo usar tus redes sociales para causar ruido compartiendo alguna imagen con una pared pintada y automáticamente te conviertes en una «feminazi».

Honestamente, creo que en su mayoría estamos conscientes de que gran responsabilidad del uso de ese término es de muchos medios de comunicación.

Un claro ejemplo y lo que me inspiró a escribir fue que un periodista utilizó esa palabra, no es necesario contar exactamente lo que pasó porque en cualquier lugar puede encontrarse la documentación grabada y porque el morbo lo dejamos para otro momento.

Lo preocupante es que personas del medio empleen dicha palabra o que digan que Fox y otras personas del medio de la política financian al movimiento entero y que exigir que alguien como Salgado Macedonio no llegue al poder convierte a todo el movimiento en una herencia de nazis.

¿Por qué una mujer merecería menos respeto por comulgar dentro del movimiento? ¿Por qué acuñar a políticos toda la movilización?

Sé que entrar a cuestionarnos como sociedad qué estamos haciendo y cómo podemos mejorar parece difícil, pero no es imposible.

No es imposible hacer pequeños cambios en nuestra cotidianeidad y sobre todo, no es imposible reconocer que crear esa polarización haciendo menos a otras mujeres es misógino en su totalidad.

Y una de las cosas más rescatables y admirables es que la forma en que las mujeres se han unido es una gran muestra de lucha en pro de la equidad, del reconocimiento y de una exigencia justa de respeto a los derechos.

Entonces ¿por qué sacar parámetros con la intención de medir quién es más feminista o quién es «feminazi»? ¿Nos aporta algo positivo?

Annayancy De la Cruz M


La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.
Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma los artículos y columnas de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Política Básica.

Recientes

¿Sabes quienes son tus influencers?

¿Sabes quienes son tus influencers?

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

¿La discriminación digital existe?

¿La discriminación digital existe?

La oposición tiene signos vitales

La oposición tiene signos vitales


One comment

  • Pablo Santana

    abril 15, 2021 at 12:45 am

    Bueno en cuanto al parámetro, no es para saber quién es más feminista, sino para saber cuáles están realmente informadas y concientes de las soluciones con estratégias sostenibles, en lugar de las opciones que fácilmente aumentan los riesgos de crear desinformación, daños o hasta la muerte.

    Hay feministas formadas academicamente, con buenas intenciones y fundamentos. Y también hay mujeres no informadas que pasan a formar parte del colectivo, pero estas toman acciones sin conocimiento solido previo y eso es peligroso, porque entre ellas también hay personas que buscan soluciones rápidas sin entendimiento de las problematicas que se arrastran aun, y que no comprenden (por la falta de información) que esas soluciones rápidas generan más daño que bien.

    En lo personal, estoy de acuerdo en que el termino feminazi se utiliza de mofa, pero yo prefiero utilizar el termino radicales, porque destruyen distorsionando los terminos sobre la cuales se construyo el feminismo que son igualdad, reconocimiento y derechos.

    Reply

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados


Anunciate con nosotros

Una comunidad en espera de conocerte.
Con más de 95 mil visitas y un alcance de
2 millones de personas mensuales en nuestras plataformas.

Anúnciate con nosotros


contacto@politicabasica.com

Canal de Whatsapp

Aviso de privacidad

Oportunidades laborales


error: Content is protected !!
Advertisment ad adsense adlogger