Política, la enemiga de la Quinta Revolución Industrial

Jalil Aguirreenero 18, 20216360
josh-blanton-R5xODyAkfK0-unsplash

Política, la enemiga de la Quinta Revolución Industrial

Estamos entrando en la quinta revolución industrial. En una década, tendremos mini soles en las ciudades que producirán más energía que una planta nuclear, con menos residuos y más barata.

Pero spoiler: los acuerdos políticos están frenando la tercera y la cuarta revolución industrial, atrasando el progreso tecnológico.

¿Pasará lo mismo con la quinta revolución?

El concepto revolución industrial se refiere a un cambio o una serie de cambios tecnológicos que modifican radical o rápidamente la producción de la industria.

La mayoría identifican por Revolución Industrial a la primera revolución, cuando empezaron a reemplazarse los animales de carga y la fuerza humana por el uso de máquinas de locomoción basadas en el vapor durante el siglo XVIII y XIX.

Sin embargo, ahora mismo se están llevando a cabo dos revoluciones al mismo tiempo y empezará otra más.

La tercera surge con las tecnologías de sustentabilidad ecológica (energías renovables, autos eléctricos, pilas recargables, etcétera) y la automatización.

La cuarta es traída por los avances de software (criptomonedas, internet de las cosas, inteligencia artificial, etcétera).

Te recomendamos leer: ¿Deberíamos cobrar impuestos a los robots?

Recientemente, se dio a conocer la noticia de que el proyecto surcoreano que pretende recrear el funcionamiento de la fusión nuclear del sol con un mini sol en la tierra para generar energía (KSTAR) logró mantener un mini sol durante 20 segundos.

Parece poco, pero es un salto enorme por dos razones: primero, KSTAR produjo una temperatura de 100 millones de grados, tanto como un reactor nuclear (el chino EAST).

Segundo, el método del KSTAR es la fusión nuclear, el santo grial de la física que funciona con hidrógeno, el recurso más abundante del universo, que reduce significativamente el peligro de una explosión y que expulsa menos residuos.

La fusión nuclear es contraria a la fisión que es el método usado en las plantas nucleares, sin abundar en detalles técnicos.

La consolidación de la fusión nuclear abriría el paso para una energía mucho más rentable y limpia, una producción energética mayor, quizá hasta al abasto energético gratuito y a la quinta revolución industrial.

Sin exagerar, puede ser un cambio tan grande como lo fue la Revolución Industrial original, algo que consolide totalmente la energía nuclear como la preponderante en el mercado y que desplace al petróleo, al gas y al carbón.

Te recomendamos leer: ¿Gigantes tecnológicos son los nuevos jueces norteamericanos?

Hay un gran problema, las decisiones políticas.

México ha decidido apostar por las empresas de energía basada en carbón, es una tendencia mundial que ha implementado Alemania, China y Japón entre otras naciones, bajo la supuesta justificación de que el carbón es más barato.

No obstante, las energías renovables son más rentables a largo plazo ya que sus beneficios aumentan con el desarrollo tecnológico, no con la disponibilidad de recursos, y sus costos disminuyen al mismo tiempo.

Es decir, que dar contratos a empresas del carbón no es una decisión económica sino política, basada en satisfacer a grupos estratégicos en el corto plazo. Mientras tanto, la tercera revolución se atrasa.

En cuanto a la cuarta, el aspecto donde más ha intervenido la política es en la telefonía.

La materia prima de los celulares, “las tierras raras”, fueron recurso crucial durante la guerra económica entre China y Estados Unidos; mientras que algunos países han bloqueado la instalación de la red 5G en su territorio y han impedido el acceso al wi-fi satelital a los ciudadanos (Italia y China son ejemplo de esto respectivamente).

Estamos a las puertas del cambio tecnológico del siglo, pero las decisiones políticas no nos han dejado consolidar ni concluir con la tercera y cuarta revolución industrial.

Esto supone un escenario desalentador donde el proceso tecnológico se verá ralentizado si no es que neutralizado y donde se hace más necesario colocar estos temas en la agenda pública, en los debates y las discusiones entre amigos de cara a promover la entrada de la quinta revolución industrial. 

¿Te gusta Política Básica? Apóyanos, tu donación es muy importante para nosotros.

Jalil Aguirre


La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.
Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma los artículos y columnas de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Política Básica.

Recientes

¿Sabes quienes son tus influencers?

¿Sabes quienes son tus influencers?

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

¿La discriminación digital existe?

¿La discriminación digital existe?

La oposición tiene signos vitales

La oposición tiene signos vitales


Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados


Anunciate con nosotros

Una comunidad en espera de conocerte.
Con más de 95 mil visitas y un alcance de
2 millones de personas mensuales en nuestras plataformas.

Anúnciate con nosotros


contacto@politicabasica.com

Canal de Whatsapp

Aviso de privacidad

Oportunidades laborales


error: Content is protected !!
Advertisment ad adsense adlogger