El caos electoral de EE.UU.

caos electoral en EE.UU.

El día de ayer se vivió un hecho histórico: el Capitolio Estadounidense fue tomado y con eso marcó a primera vez que no se logra una transición de poder pacifica en ese país. Un caos electoral en EE.UU. que es complejo de entender pero aquí hemos preparado un texto para intentar explicar los sucesos y el fondo de estos.

Las elecciones norteamericanas concluyeron hace más de 2 meses, el 3 de noviembre del año pasado. Sin embargo, los desafíos continúan hasta el día de hoy y la democracia norteamericana se encuentra bajo asedio del populismo.

¿Cómo se elige a un presidente en EE.UU.?

Recordemos que el sistema electoral estadounidense para la elección presidencial es diferente al nuestro, no se basa en una mayoría total de votos. Estados Unidos se rige mediante un sistema denominado “Colegio electoral”.

Cada estado del país tiene una cantidad definida de votos del electorado basado en su población y los asientos que poseen en la Cámara de Representantes.

Con este sistema, los votos de cada estado se cuentan para determinar quien gana ese estado. Quien gane la mayoría de votos de la población del estado, se lleva todos los votos del electorado.

Por ejemplo: el Estado de California tiene 55 votos electorales y 55 representantes, por lo tanto, el candidato que consiga la mayoría del voto en California se lleva la totalidad de los votos (55), lo demás es historia.

El colegio electoral consta de 538 electores, por lo tanto, el candidato que supere la marca de 270 votos es el ganador.

Batalla legal electoral en EE.UU.

El candidato demócrata Joe Biden Jr. Junto a Kamala Harris resultaron presidente y vicepresidenta electos.

A pesar de esto un sector del partido contrario, liderado por el actual presidente Republicano Donal J. Trump se ha negado a conceder la presidencia haciendo eco en “supuestos fraudes”, en los conocidos como “Swing States”. Más específicamente Georgia, Pensilvania, Michigan, Wisconsin y Arizona.

¿Te gusta Política Básica? Apóyanos, tu donación es muy importante para nosotros.

Estas alegaciones de fraude fueron desechadas una por una. Las más de 60 demandas presentadas, por los diferentes juzgados del país, incluso 2 casos llevados a la mayoría conservado de la Suprema Corte de Justicia.

La falta de evidencia de este “supuesto fraude electoral” no han evitado que el presidente siga haciendo eco en esto. Incluso, ayer en su discurso en Capitol Hill, afirmó que jamás se va a rendir y nunca va a conceder la victoria.

¿Cuándo terminará esta odisea electoral en EE.UU.?

Para definir el ganador de las elecciones presidenciales en EE.UU. se lleva un proceso legislativo complejo.

Los electores tienen que reunirse el 14 de diciembre para definir su voto, el resultado fue lo esperado 306 votos para la fórmula demócrata y 232 para el actual presidente, Trump.

Estos votos deben ser, posteriormente, enviados al Capitol Hill, ubicación del Poder Legislativo Estadounidense.

El 6 de enero posterior a la elección las dos ramas del Legislativo; Senado y Representantes, en una sesión conjunta liderada por el vicepresidente Mike Pence, contarán los votos electorales por Estado en orden alfabético.

Aunque este acto es meramente simbólico más de 100 representantes y 13 Senadores Republicanos amenazaron con objetar la certificación.

Esta amenaza fue más que evidente cuando se presentó un documento liderado por el senador texano Ted Cruz para objetar los electores de Arizona.

El segundo Estado de la lista, esta objeción debe ser respetada y, por procedimiento, debe ser atendida por las cámaras de manera individual y debatida por 2 horas, posteriormente votada en el pleno bicameral.

Daños a la democracia norteamericana

Aunque estas objeciones no tienen manera de sobrevivir el voto bicameral, por el simple hecho de que la Cámara de Representantes es controlada por los demócratas. Incluso el líder la mayoría del senado, Mitch McConnell, estableció en el foro que “rechazar la voluntad de los electores dañaría la República para siempre”.

Jamás pensé en decir esto, pero estoy de acuerdo con el Senador Mitch McConnell. Estos continuos ataques a la democracia estadounidense dañan de manera permanente la confianza de los votantes en su sistema electoral.

El daño al electorado republicano ya está hecho y existe una persona para culpar: Donald Trump. Citando al escritor Jim Rutenberg del New York Times:

“La ira de los manifestantes no debería ser una sorpresa: cuando le dices repetidamente a la gente que se está robando una elección presidencial y luego le das a esas acusaciones un sello oficial en los pasillos del Congreso a pesar de la falta de hechos verdaderos que respalden esos cargos, la gente los que confían en tu palabra se enfurecerá.”

Los republicanos pierden la mayoría en el Senado

Las primeras consecuencias fueron vistas el día de ayer donde los ecos del presidente provocaron, en medida, la pérdida de su mayoría en el Senado.

Varios analistas estadounidenses han expresado como los dichos del presidente iban a tener repercusiones en las votaciones en Georgia y al analizar los datos por condado estas observaciones fueron precisas.

¿Te gusta Política Básica? Apóyanos, tu donación es muy importante para nosotros.

El 4 de enero Trump sostuvo un rally «apoyando» a los senadores, y se la pasó hablando del fraude electoral y miembros del partido republicano en Georgia llamaron a sabotear las elecciones y no votar por el «hecho que ya estaban amañadas».

El proceso electoral por los 2 asientos disputados el día de ayer en el Estado de Georgia marcó un capítulo más de la historia. No solo el 3 de noviembre se eligió a un candidato demócrata desde hace más de 30 años, sino que el día de ayer se eligió al primer Senador Negro en la historia del Estado. Con estos dos asientos, los demócratas tomaron la mayoría de la cámara de Senadores.

La toma de Capitol Hill por manifestantes pro-Trump

Las primeras reacciones de la multitud surgieron. Después de más de una hora de un discurso que incitaba al odio, a denostar la dignidad de las personas que no lo apoyan y a no reconocer a las instituciones americanas:

“Nunca concederé la victoria”, “Detengan el robo”, «Vamos a caminar hasta el Capitolio y vamos a animar a nuestros valientes senadores y congresistas y mujeres»

El hombre que alguna vez criticó la «supuesta violencia» durante las manifestaciones del movimiento Black Lives Matter, a pesar de que la mayoría de las protestas fueron pacíficas, fue quien promovió la violencia el día de hoy en Capitol Hill, demostrando inútiles y vanos intentos de apaciguar la violencia en 2 Tweets y un video.

En medio del caos, de un Capitolio invadido por manifestantes, el presidente electo de los Estados Unidos se pronunció ante la nación:

«Las escenas de caos en el Capitolio no reflejan a la verdadera América. No representan quienes somos. Lo que vemos son un pequeño grupo de extremistas. Dedicados a la destrucción… Esto es desorden» (Joe Biden).

Por su lado, el presidente Trump publicó un video en su cuenta de Twitter. Se esperaba que hiciera un llamado general a los manifestantes que tenían bajo asedio el Capitolio.

Sin embargo, inicia su discurso insistiendo en el «supuesto fraude electoral», Twitter inmediatamente clasificó el video en la categoría de disputa por lo tanto no pudo ser comentado, retweeted o darle like.

De igual forma, la cuenta de Twitter de Trump fue suspendida. A lo que Mark Zuckemberg añadió que se quedará así por dos semanas hasta que se de una transición pacífica de poder. (Este punto nos dará mucho que debatir sobre la libertad de expresión).

Después de la toma del Capitolio

El resultado de la primera votación fue el esperado, el Senado rechaza la objeción de rechazar los votos electorales de Arizona en una votación 93-6. Más de la mitad de los firmantes Republicanos votaron en contra de su propia objeción, a su vez la Cámara de Representantes vota en contra de la objeción de rechazar los votos electorales de Arizona en una votación 303-121.

¿Cuál será el siguiente capítulo de esta historia?

Electoralmente, el resultado será el mismo, y el presidente y la vicepresidenta electos tomarán protesta el 20 de enero a la 12 del mediodía. Para este acto de investidura no importa si el actual presidente concede o no, pero determinará el rumbo del Partido Republicano en la era Post-Trump.

¿Te gusta Política Básica? Apóyanos, tu donación es muy importante para nosotros.

Héctor García Rodarte


La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.
Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma los artículos y columnas de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Política Básica.

Recientes

¿Sabes quienes son tus influencers?

¿Sabes quienes son tus influencers?

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

¿La discriminación digital existe?

¿La discriminación digital existe?

La oposición tiene signos vitales

La oposición tiene signos vitales


Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados


Anunciate con nosotros

Una comunidad en espera de conocerte.
Con más de 95 mil visitas y un alcance de
2 millones de personas mensuales en nuestras plataformas.

Anúnciate con nosotros


contacto@politicabasica.com

Canal de Whatsapp

Aviso de privacidad

Oportunidades laborales


error: Content is protected !!
Advertisment ad adsense adlogger