Análisis de la iniciativa para regular las tasas de interés en México

Gilberto Vargasdiciembre 29, 202012090
tasas de interés en méxico

Análisis de la iniciativa para regular las tasas de interés en México.

¿Podrían acaso imaginarse una tragedia mayor a la de producir, sin quererlo, efectos opuestos a sus más nobles intenciones?

Este 10 de diciembre de 2020, el ciudadano Ricardo Monreal, líder de la bancada de MORENA y presidente de la junta de coordinación política del Senado de la República, presentó la iniciativa de  Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros.

¿En qué consiste iniciativa de Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros?

Con esto, pretende regular las tasas de interés con la finalidad de impulsar la inclusión financiera, sobre todo, dice la propuesta, de la población con menos recursos.

En mi opinión, dicha iniciativa no debería prosperar por razones legales y por las distorsiones financieras que puede generar, pero principalmente porque con ello puede terminar afectando en mayor medida a quienes quiere ayudar.

Por principio de cuentas, la regulación de las tasas de interés no es algo que le corresponda al gobierno federal mexicano. La fijación de las tasas de interés es un instrumento de política monetaria para regular la inflación. Así que eso es chamba de Banxico por la relación inversa entre esta y la inflación.[1]

Entonces, de entrada, estarían invadiendo competencias de un órgano constitucional autónomo.

¿Invasión de las facultades de Banxico?

Si el gobierno federal se entromete en la fijación de tipos de interés, le dificultaría el control de la inflación a Banxico, ya que dejaría de ser el único regulador.

Y el no poder mantener dentro de ciertos márgenes a la inflación amenazaría la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional justamente porque una inflación no controlada hace que el dinero valga cada vez menos.

Esto comprometería la muy importante misión que a Banxico le mandata de manera exclusiva el artículo 27 de la Constitución Federal.

Así que de entrada, sería cuestionable la conformidad de dicha iniciativa de ley con la Constitución y de ser aprobada resultaría obligado, y yo pienso que viable, controvertirla ante los tribunales del Poder Judicial de la Federación.

Te recomendamos leer: ¿Herederos de riqueza o de desigualdad social?

Sin embargo, la parte que más me preocupa son las externalidades negativas que podría generar para, paradójicamente, la población de menos recursos, y esto deriva de la lógica con la que funciona la intermediación crediticia realizada por la banca.

Las tasas de interés que se aplican a los préstamos dependen de varios factores. Entre de ellos se encuentra el importe del principal que se facilita, el tiempo del préstamo y el riesgo de no volver a ver ese dinero de vuelta, que aumenta si la calidad crediticia de una persona es baja.

Con base en dichos factores es que la banca comercial fija los intereses de sus préstamos (además claro de un margen para hacer una ganancia).

¿Cómo nos afectaría a nosotros que se regulen las tasas de interés?

Regular las tasas de interés y no permitirles fijarlas de manera libre, puede generar que, si el retorno del préstamo no está remunerando suficientemente el riesgo crediticio, decidas excluir ese tipo de activos (prestamos) y no conceder más créditos a cuenta habientes con baja calidad crediticia.

No sólo por la relación entre riesgo-retorno[2], sino porque a la banca le resulta más “costoso”.[3] Hay que recordar que conforme a las reglas de Basilea[4] la banca tiene que mantener determinados niveles de capitalización dependiendo del perfil de riesgo de sus activos.

Si por un activo por el que tengo que mantener determinado capital en mi hoja de balance no voy a obtener suficientes retornos, mejor me diversifico a activos menos “riesgosos” (y por tanto menos onerosos en términos de cuánto capital tengo que mantener en reserva), o a productos respecto de los cuales su precio no esté regulado.

Pero cualquiera de las estrategias converge a lo mismo: no proveer más de préstamos a quienes tengan un mayor perfil de riesgo crediticio.

¿Quiénes son las personas que tienen un mayor perfil de riesgo crediticio?

A los mismos supuestos beneficiarios de la iniciativa: la población con menos recursos y quienes trabajan en la informalidad, y que por consiguiente, no puede comprobar ingresos regulares. Ambos amplios sectores de la economía mexicana.

A estas personas son a los que en primer lugar les van a cortar el crédito. Aun cuando es caro, tienen acceso.

¿A dónde se irán cuando no tengan más acceso a la banca comercial la población más desprotegida?

A los usureros, a los prestamistas no formales y por tanto no regulados. Que pueden cobrar las tasas de interés que quieran y que pueden ser mucho más violentos ante el no pago que un banco.

Una industria en la que el narcotráfico mexicano comienza a incursionar.[5]

Además, no sorprendentemente puede suceder que la banca comercial compense vía el incremento del precio de otros servicios bancarios complementarios para todos sus usuarios: membresía a tarjetas de débito y crédito, seguros, etc.

Y eso también, ultimadamente, excluirá en mayor medida del sistema financiero a la población en los más bajos deciles de ingresos. Porque no necesariamente lo van a poder pagar lo que tendría como consecuencia que se queden sin el acceso a los servicios.

¿Te gusta Política Básica? Apóyanos, tu donación es muy importante para nosotros.

[1] La dinámica que subyace esta relación es que conforme las tasas de interés se reducen, el acceso al financiamiento se abarata, y por consiguiente más gente puede pedir prestado dinero. Tanto empresas como individuos para proyectos de inversión como para consumo. Así que hay más dinero en la economía, pero si la oferta de bienes y servicios se mantiene constante, los precios, como mecanismo de moderación de la mayor demanda tenderán a subir.

Cuando existe un aumento generalizado de los precios en una economía tenemos lo que llamamos inflación. Lo opuesto sucede cuando las tasas de interés se elevan. No sólo porque resulta más caro el financiamiento, sino porque puede crear el incentivo para que se ahorre en vez de gastar dado que los retornos ofrecidos por las tasas de interés son mayores. Así que habría menos circulante (dinero) en la economía y la inflación tendería hacia abajo.

[2] La teoría moderna de portafolios (Markowitz, 1952), propone que el riesgo asumido respecto de una inversión y el retorno esperado de ella no deben verse por separado, si no que existe una relación por virtud de la cual un inversor demanda a mayor riesgo un mayor retorno, y viceversa. Y puede usar como referentes del riesgo la volatilidad y correlación entre sus activos para construir portafolios de inversión que maximice sus retornos a determinado nivel de riesgo con el que se sienta cómodo.

En el caso de la intermediación crediticia, un factor de riesgo que también se tiene en cuenta es el “credit risk” que es esencialmente la probabilidad de sufrir una pérdida porque el deudor no pueda repagar su préstamo o cumplir sus obligaciones contractuales. 

[3] En finanzas corporativas, el capital es más costoso en el sentido de que cuando es usado para financiar una inversión requiere una remuneración mínima mayor que la de la deuda. Yo diría que la razón última de esto es que la deuda tiene

1) un interés fijo, regular; 2) medios coactivos para obligar el pago ante el evento de default, y 3) que tiene mayor prelación vis-á-vis los accionistas ante el evento de una liquidación; esto es pues, en el agregado menor riesgo.

El accionista en cambio enfrenta “entrepreneurial risk” respecto de su aportación al financiamiento de la empresa. 1) No necesariamente se le van a distribuir dividendos de manera regular, si no cuando la junta directiva de la compañía lo decida y haya utilidades disponibles para ello; 2) no puede reclamar que le hagan un pago cuando él quiera, y 3) si la cosa va mal, pierde su dinero.

Es el último acreedor al que se paga. Por eso el capital requiere mayor remuneración. Luego, desde un punto de vista de costo de oportunidad, ese capital que tienes que tener en tu hoja de balance por regulación (Basilea) y que requiere una mínima remuneración para que tenga sentido tenerlo invertido, podría ser mejor ocupado en otra alternativa de inversión más redituable.

En modelaje financiero se usa la técnica del Weighted Average Cost of Capital (WACC) para determinar la tasa de descuento de una inversión, y dentro de ello el Capital Asset Pricing Model (CAPM) para el cálculo del costo de la parte del capital.

[4] Básicamente los acuerdos de Basilea obligan a la banca, para efectos de la administración de riesgo financiero sistémico, a tener determinado capital “equity” en su hoja de balance como “colchón” que le proteja de la insolvencia.

Se modelan situaciones de estrés financiero y se observan con determinado nivel de confianza los casos en los que se tendrían las peores perdidas.

Y con base en eso es que se establece cuánto capital propio debe tener para estar preparado ante un evento de esos. Activos más riesgosos requieren mantener más capital en tu hoja de balance.

[5] Los “narco créditos” de “La Unión Tepito” (lasillarota.com)

Gilberto Vargas


La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.
Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma los artículos y columnas de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Política Básica.

Recientes

¿Sabes quienes son tus influencers?

¿Sabes quienes son tus influencers?

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

¿La discriminación digital existe?

¿La discriminación digital existe?

La oposición tiene signos vitales

La oposición tiene signos vitales


Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados


Anunciate con nosotros

Una comunidad en espera de conocerte.
Con más de 95 mil visitas y un alcance de
2 millones de personas mensuales en nuestras plataformas.

Anúnciate con nosotros


contacto@politicabasica.com

Canal de Whatsapp

Aviso de privacidad

Oportunidades laborales


error: Content is protected !!
Advertisment ad adsense adlogger