La lucha electoral que disparó el caos

México violencia

La lucha electoral que disparó el caos.

¿Sabes qué pasa cuando la seguridad se politiza? Tienes la trágica explosión de violencia que México ha vivido desde el 2007.

En el libro Votos, drogas y violencia: la lógica política de las guerras criminales en México, Sandra Ley y Guillermo Trejo plantean una hipótesis estremecedora para entender la explosión de violencia que ha vivido el país en los últimos años: La violencia en México es un fenómeno político, donde no hay un conflicto entre buenos y malos, sino un complejo entramado de relaciones de poder.

Entramados políticos en la estrategia de seguridad interior

En diciembre de 2006, Felipe Calderón se encontraba en una situación complicada. López Obrador tenía tomada Reforma por los resultados de una elección cerrada y señalada de fraude, mientras que la oposición en el congreso prometía dar batalla campal a cada proyecto que intentara emprender su gobierno.

Te recomendamos leer: La (ni tan) silenciosa militarización del país.

Su gran plan fue unir al país en una cruzada contra la delincuencia organizada, dando a los mexicanos un motivo para olvidar rencillas políticas y unirse contra un enemigo común, malvado y peligroso.

Y también, castigando a los políticos de la oposición.

La evolución de la violencia en México

Ley y Trejo estudiaron la evolución de la violencia en México y su relación con la delincuencia organizada y los cambios políticos.

Lo que encontraron fue que la guerra contra las drogas de Calderón ocasionó mayores o menores niveles de violencia en función de las afiliaciones políticas de los gobiernos estatales, pues los estados donde gobernaba la oposición perredista experimentaron mucha mayor violencia que los estados donde gobernaba el PRI y el PAN.

¿Te gusta Política Básica? Apóyanos, tu donación es muy importante para nosotros.

El ejemplo más claro de este fenómeno se vivió entre los municipios fronterizos de Jalisco y Michoacán, pues a pesar de que la zona es geográfica, cultural, económica y sociodemográficamente similar, los resultados fueron bastante dispares: el lado jalisciense experimentó menor violencia que el lado michoacano durante el gobierno de Calderón.

¿Cuál fue la diferencia central? Que el gobierno de Jalisco coincidió con el gobierno federal en ser parte del PAN, mientras que el gobierno michoacano pertenecía al PRD.

Las siglas implicaron estrategias diferentes: El gobierno federal adoptó una estrategia de coordinación con el gobierno de Jalisco, mientras que adoptó una estrategia de confrontación con el gobierno michoacano, lo que hizo que destruyó la confianza y la capacidad de actuar conjuntamente.

¿Qué aprendimos de las estrategias de seguridad anteriores?

Lamentablemente, este fenómeno se podría repetir. Ley y Trejo argumentan que la lógica política de la violencia en México tiene entre sus causas la falta de mecanismos para vigilar y exigir cuentas a los proyectos de seguridad.

Te sugerimos leer: ¿Qué tiene que ver un halcón negro y el exsecretario de defensa? 

Hasta la fecha, carecemos de mecanismos para realizar auditorías ciudadanas a las policías, las procuradurías, las fuerzas armadas y sus apéndices; mientras que es imposible encontrar estrategias de seguridad con diseño basado en evidencias y abierto a evaluación. De hecho, es muy difícil encontrar proyectos que en el rubro de seguridad se articulen con una mínima teoría del cambio para explicar cómo piensan incidir y porque esa alternativa es mejor que otras.

Mientras sigan las cosas así, la seguridad en México será un botín más de la política electoral.

Aquí puedes conseguir el libro de Votos, drogas y violencia: la lógica política de las guerras criminales en México

¿Te gusta Política Básica? Apóyanos, tu donación es muy importante para nosotros.

Jorge Kahel Ruizvisfocri Virgen


La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.
Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma los artículos y columnas de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Política Básica.

Recientes

¿Sabes quienes son tus influencers?

¿Sabes quienes son tus influencers?

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

Los millenialls y el sueño utópico de conseguir una vivienda.

¿La discriminación digital existe?

¿La discriminación digital existe?

La oposición tiene signos vitales

La oposición tiene signos vitales


Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados


Anunciate con nosotros

Una comunidad en espera de conocerte.
Con más de 95 mil visitas y un alcance de
2 millones de personas mensuales en nuestras plataformas.

Anúnciate con nosotros


contacto@politicabasica.com

Canal de Whatsapp

Aviso de privacidad

Oportunidades laborales


error: Content is protected !!
Advertisment ad adsense adlogger