¿Sanciones de México a Estados Unidos por sus crímenes de lesa humanidad?

1

El canciller Ebrard reveló en días pasados que migrantes mexicanas y latinoamericanas posiblemente fueron sometidas a procedimientos de esterilización forzada, y de confirmarse la tragedia, las posibilidades son “no solo sancionarse, sino tomarse otras medidas”

¿Qué son esas “sanciones y otras medidas” que menciona el canciller Ebrard?

Las sanciones son acciones para forzar un cambio en una actitud o política de un estado sin tener que recurrir a la guerra. También son un instrumento para sabotear a rivales y avanzar los intereses de un gobierno, cosa que saben bien Putin, Trump, Xi Jinping y otros gobernantes con ambiciones regionales o globales.

Aunque nuestro gobierno no entra dentro de los países con ambiciones globales, sin duda tiene que responder ante lo que podría ser un crimen de lesa humanidad contra sus nacionales, o cuando menos un trato cruel, inhumano y degradante. Algunas opciones de respuesta que tiene es buscar apoyo de la comunidad internacional, emplear sanciones económicas y financieras, o promover una demanda a nombre de las migrantes cuyos derechos fueron violados.

La primera opción, que implica exhibir al gobierno estadounidense como violador de derechos humanos de migrantes, parece poco probable porque el lobby que requeriría para conseguir una condena en la asamblea general, o en otras instancias multilaterales podría generar tensiones diplomáticas fuertes, tanto con Estados Unidos como con algunos de sus aliados.

Las sanciones económicas y financieras, que podrían implementarse sin necesidad de hacer lobby internacional, podrían tener consecuencias económicas fuertes para México, pues Estados Unidos es nuestro mayor aliado comercial. Sancionarlos reduciendo exportaciones estratégicas, negando operaciones bancarias estadounidenses en México y reduciendo las importaciones de sus productos a México le costarían al mexicano promedio, pues los productos de consumo encarecerían, o en un escenario extremo podrían escasear.

Esto nos deja con la alternativa de demandar al gobierno estadounidense en sus propios tribunales. Sin necesidad de liderar un enfrentamiento diplomático internacional, y evitando profundizar la crisis económica, los consulados mexicanos podrían llevar las demandas de las migrantes contra el gobierno estadounidense, y exigir reparaciones, disculpas públicas, e incluso un compromiso de terminar con las políticas antinmigración que facilitaron este terrible evento.

Sin embargo, esa alternativa también tiene sus dificultades. El momento político es complejo, pues no solo se atraviesan las elecciones estadounidenses, sino que se combina con un entorno donde la extrema derecha podría tomarse la exigencia de justicia mexicana como una afrenta, que requiere una “respuesta ejemplar”.

Sea cual sea la alternativa que tome el gobierno, vienen dificultades muy serias. El gobierno de Guatemala lleva años intentando conseguir justicia para nacionales que fueron sometidos a experimentación con sífilis sin su consentimiento, y a pesar de la evidencia y los daños que sufrieron cientos de personas, no ha habido justicia por ciertos tecnicismos que aducen las cortes estadounidenses. Sumado a las resistencias que enfrentaremos desde EEUU, está la politización que causará dentro de EEUU, pues el NYT ya presentó el testimonio de una inmigrante mexicana que fue esterilizada sin su consentimiento, y sin duda el caso será retomado por los políticos demócratas conforme avanza la carrera por renovar la presidencia y el congreso.

La tarea que tiene nuestro gobierno en este momento es colosal. Las violaciones a derechos humanos que sufrieron nuestras connacionales recuerdan siniestramente a los peores momentos de la humanidad y por ello merecen justicia; pero la exigencia de justicia se entremezclaS

Jorge Kahel Ruizvisfocri Virgen


La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.
Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma los artículos y columnas de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Política Básica.

Recientes

La gasolina y las elecciones. Una pésima combinación.

¿Qué relación tiene un halcón negro y el exsecretario de Defensa?

¿Qué relación tiene un halcón negro y el exsecretario de Defensa?

¿Los hombres podemos ser feministas?

Cambios en la CONAGUA. Entre la corrupción y la incertidumbre

Cambios en la CONAGUA. Entre la corrupción y la incertidumbre

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados


Anunciate con nosotros

Una comunidad en espera de conocerte.
Con más de 95 mil visitas y un alcance de
2 millones de personas mensuales en nuestras plataformas.

Anúnciate con nosotros


contacto@politicabasica.com

Canal de Whatsapp

Aviso de privacidad

Oportunidades laborales


error: Content is protected !!
Advertisment ad adsense adlogger