México, ¿país feminista?

Emmanuel Castroseptiembre 23, 20203350
12-09-20 Pais Feminista web

En septiembre del 2019 el Canciller mexicano de la actual administración, Marcelo Ebrard dio a conocer que México incorporaría una política exterior feminista, convirtiéndose en el quinto país en el mundo en manejar una política exterior de este tipo; el resto de los países son Suecia, Canadá, Francia y Noruega.

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores, se entiende a la política exterior feminista mexicana como “el conjunto de principios que buscan desde la política exterior orientar las acciones gubernamentales para reducir y eliminar las diferencias estructurales y desigualdades de género con el fin de construir una sociedad más justa y próspera”.

 

Al hablar del feminismo se ven involucrados otros conceptos relacionados, pero no iguales como la perspectiva de género y la igualdad de género, fundamentos de esta política exterior. México ha venido trabajando a un paso que deja que desear respecto a estos temas relacionados al feminismo, tan solo fue hasta el 2018 que se llevó a cabo la reforma constitucional para garantizar la paridad de género en los tres ordenes de gobierno.

Si bien lo anterior es un gran logro, países como Suecia desde los 80`s ha venido desarrollando políticas enfocadas en el género.

 

Al momento del que se habla de una política exterior feminista se hace referencia a llevar a cabo políticas en los distintos organismos multilaterales y foros que busquen solucionar problemas estructurales que sobrepasan el género, y al mismo tiempo que estás políticas dedicadas al exterior se vean reflejadas al interior del país.

 

Esta política exterior feminista mexicana se basa en cinco ejes principales:

  1. Llevar a cabo una política exterior con base en la perspectiva de género y una agenda feminista.
  2. Lograr una SRE con paridad de género.
  3. Tener una SRE con cero niveles de violencia y que garantice la seguridad de las mujeres.
  4. Reconocer el trabajo de las mujeres en la Secretaría y sus aportaciones a la política exterior.
  5. Que todos los ejes de la política exterior partan de esta política exterior feminista, por dar un ejemplo el llevar a cabo una promoción turística con enfoque de género.

Con lo expuesto anteriormente ya es posible el tener una idea general sobre que es la política exterior feminista que se está llevando a cabo en México.

Pero esto no convierte necesariamente a México en un país feminista ni a su gobierno en totalidad, puesto que esta iniciativa es de la cancillería, no es algo que se pueda extender al resto de las dependencias de gobierno.

 

 Sin embargo, el argumento principal para decir que México no es un país feminista es su gran número de feminicidios y la poca atención que el gobierno brinda a este fenómeno, tanto mediáticamente hablando como en asuntos de seguridad pública, cabe destacar que las acciones emprendidas por el gobierno para hacerle frente no han funcionado.

Podemos entender como feminicidio de manera general como la muerte de mujeres de manera violenta debido a su género. 

 

Tan solo en los primeros seis meses del 2020 se han registrado 489 feminicidios en México, lo cual representa un aumento del 9.2% respecto al mismo periodo de tiempo del año anterior según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Este problema afecta a todo el país; sin embargo, hay países que encabezan la lista de feminicidios como: Colima con 2.03 feminicidios por cada 100,000 mujeres, Morelos con 1.90 y Nuevo León con 1.25. A nivel nacional el número de feminicidios promedio es de 0.75 (Navarro, 2020).

 

Es de celebrarse la política exterior feminista propuesta por la Cancillería, pero la realidad de la política interna deja mucho que desear respecto a lo elaborado para enfrentar al aumento sostenido de la muerte violenta de mujeres, no hay estrategia clave del gobierno federal, ni apoyo total del presidente Andrés Manuel López Obrador para que acciones serias y concretas sean llevadas a cabo y lograr que las mujeres de este país no se sientan solas ni inseguras.

 

 Es más que claro que la Seguridad Pública ha sido el talón de Aquiles de la administración actual, pero es necesario una nueva formulación a la estrategia de seguridad.

Con las altas cifras de feminicidios es simple responder la pregunta que México no es un país feminista, no tiene una sociedad ni un gobierno que respalde a las mujeres en su totalidad.

 

Lo hecho desde la Cancillería definitivamente marca un parteaguas para la administración actual, dando una señal de apoyo al movimiento feminista, dicha política se debería volver interior en las otras secretarías, ya que una política feminista se puede aplicar en todos los contextos.

Conceptos como la perspectiva de género deben ser necesarios al momento de la toma de decisiones políticas, ya que cada hombre y mujer vive una realidad distinta en el país. Las mujeres no poseen los mismos recursos que los hombres, no reciben derechos ni la representación que merecen y solo por ser mujeres, el Estado y la sociedad mexicana necesita visibilizarlas, lograr una paridad en todo el país, en cada congreso de cada entidad federativa, es una cuestión que ni siquiera tendría que ser considerada. 

 

Poco a poco se logran grandes avances en la agenda feminista, pero el análisis principal en este ensayo es que dicha política exterior feminista se debe volver interior, puesto que México no puede impulsar algo que no posee en su totalidad, simplemente debe haber congruencia.

A nivel global esta política posiciona a México como uno de los principales países progresistas y que busca representar a la mujer ante diversos foros y organismos multilaterales. 

 

Al considerar la igualdad de género, la perspectiva de género y el feminismo en la política exterior mexicana se lleva a estudiar y desarrollar las relaciones internacionales más allá del enfoque convencional, como lo podría ser la teoría racional de la toma de decisiones, donde ahora estas son abordadas desde una perspectiva de género (al menos en la teoría), esto significa un gran avance para el país y un gran posicionamiento en América Latina y el Caribe, donde México deja en claro el desarrollo progresista de sus relaciones internacionales.

 

Como se mencionó anteriormente congruencia es lo que necesita la administración federal actual, es necesario que lo mencionado en discursos y lo establecido en las leyes se lleve a cabo en la realidad. No puede existir una política exterior feminista, cuando se tiene una política interior decadente en lo que al feminismo respecta y que a cada oportunidad que se le presenta esquiva temas como la despenalización del aborto.

Si bien México hoy en día puede presumir de contar con un congreso de la unión paritario y un gabinete cercano a serlo aún queda mucho a deber en aplicar los conceptos de paridad y perspectiva de género.

 

En conclusión, este breve ensayo buscó llevar a cabo un enlace entre la política exterior y la interna, y como esta última se vería beneficiada si se siguiera la externa, al menos en este tema.

Sin embargo, este tipo de políticas más allá de lo beneficiosas que podrían resultar para el país requieren voluntad política y esto es algo que no se está manifestando en todo el gobierno, la SRE ya inició con un gran avance como lo es el advocar su política exterior hacia una agenda feminista pero aún queda mucho más por hacer respecto al feminismo en México y otros conceptos derivados del mismo. 

 

Debe entenderse que hay diversas realidades políticas, la que enfrenta México hoy en día se podría decir que es progresista, pero de facto pareciera ser lo contrario.

Emmanuel Castro


La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.
Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma los artículos y columnas de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Política Básica.

Recientes

La “guerra contra el crimen organizado” no existe.

La “guerra contra el crimen organizado” no existe.

La gasolina y las elecciones. Una pésima combinación.

¿Qué relación tiene un halcón negro y el exsecretario de Defensa?

¿Qué relación tiene un halcón negro y el exsecretario de Defensa?

¿Los hombres podemos ser feministas?

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados


Anunciate con nosotros

Una comunidad en espera de conocerte.
Con más de 95 mil visitas y un alcance de
2 millones de personas mensuales en nuestras plataformas.

Anúnciate con nosotros


contacto@politicabasica.com

Canal de Whatsapp

Aviso de privacidad

Oportunidades laborales


error: Content is protected !!
Advertisment ad adsense adlogger