Categories
Política y seguridad

La inseguridad terminará cuando la policía se equipe con osos de peluche

La inseguridad terminará cuando la policía se equipe con osos de peluche. Y no es broma.

Las policías locales en México están abandonadas, subsisten en condiciones precarias: malos sueldos, pocas prestaciones, defectuosa infraestructura, equipamiento inadecuado, nulas capacitaciones…Muy pocos gobiernos locales optan por invertir en el desarrollo de sus policías, total, si la delincuencia aumenta, es una costumbre ya llamar a la federación para que intervengan las fuerzas armadas.

Pero las fuerzas armadas no están entrenadas para procurar la seguridad pública, están entrenadas para el combate. Por eso desde que Calderón en 2006 tomó la decisión de “sacar al ejército” a hacer labores de policía la violencia escaló enormemente. En mayo de 2016 el New York Times calificó a las fuerzas armadas mexicanas como “asesinos excepcionalmente eficientes”; el ejército mata ocho contrincantes por cada contrincante herido…la marina a 30 por cada herido.

Utilizar a las fuerzas armadas en materia de seguridad pública tuvo dos consecuencias: la violencia aumentó y los gobiernos locales invirtieron todavía menos recursos en sus corporaciones policiacas. La percepción pública en las autoridades de seguridad habla por sí sola, la mayoría de la población confía en las fuerzas armadas, no en su policía local (Inegi, 2020):

  • 89% de la población confía en la marina
  • 86% confía en el ejército
  • 53% confía en la policía estatal
  • 46% confía en la policía municipal

Si bien es claro que ante la ineficacia y desconfianza en las policías locales la ciudadanía tiene grandes niveles de aceptación sobre el uso de las fuerzas armadas para llevar a cabo acciones en seguridad pública, esto jamás acabará con la inseguridad y la violencia, 14 años de tener al ejército en la calle lo demuestran.

Activistas, académicos y organizaciones de la sociedad civil lo han señalado por años, la solución al problema de inseguridad y violencia está en crear un modelo para el desarrollo de las policías del país. Los gobiernos locales sí o sí deben de invertir en sus cuerpos de seguridad pública, son los policías el primer contacto de los ciudadanos con la autoridad de seguridad, necesitamos invertir más en este eslabón, es el más importante y a la vez el más abandonado.

Necesitamos policías capacitadas, profesionales, bien pagadas y equipadas, encargadas de cuidar de la paz pública en nuestras calles en todos los aspectos. Necesitamos llegar al día en que hayamos invertido tanto en nuestras corporaciones policiacas, que incluso las empecemos a equipar con osos de peluche, como sucede en Holanda. Por reglamento, los policías del país europeo cargan con un oso de peluche para entregárselo a los niños que acaban de vivir una experiencia traumática.

¿Un oso de peluche solucionará nuestros problemas de inseguridad? No, pero no pierdan el foco de este texto: el punto es invertir y capacitar tan bien a las policías, que en algún punto “nos podamos dar el lujo” de incluso equiparlas también con ositos de peluche. Si algún día llegamos a ese punto, es que vamos por el camino correcto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s