Categories
Uncategorized

Amenazas de un “rapero”

Las paredes que contienen la violencia en México son tan delgadas que hasta una canción de reggaeton puede exponer la violencia que se vive.

La desaparición de la canción  “Safaera” de una de las plataformas de música Spotify, ocasionó un efecto domino en las redes sociales mexicanas que aún sigue en curso.

Una usuaria de twitter denunció la falta de congruencia de la plataforma de música al eliminar la canción de “Bad bunny” por supuesta censura, y al mismo tiempo mantener dentro de su repertorio canciones a un “rapero” con letras sumamente explícitas que promueven, por ejemplo, pedofilia y violencia extrema contra la mujer.

El asunto se hizo popular en redes sociales – muy seguramente- porque una de las agredidas en la música de este “rapero” es la influencer “Yuya”, probablemente la personalidad más famosa que han dado las redes mexicanas.

Poco tiempo después de esta denuncia en redes, la misma usuaria de Twitter publicó amenazas de muerte que había recibido por un supuesto seguidor del rapero:

Distintos colectivos feministas  respondieron y dieron voz a @AnaLuz (la denunciante en cuestión) condenando las amenazas de muerte de este supuesto seguidor.

Pero además de la solidaridad ¿Qué herramientas efectivas tienen las mujeres ante una amenaza de muerte en redes sociales?

Ninguna efectiva, ni mucho menos moderna, pues “las amenazas”, no es algo que las autoridades judiciales se tomen muy en serio.

Si bien la legislación de cada entidad contempla penas a quien “amenace a otro con causarle mal a su persona”, la realidad es que la ley es tan solo letra muerta.

Para denunciar este tipo de actos una mujer no solo tiene que ser sometida al cansancio y la presión psicológica de pasar horas (incuso un día entero) en un ministerio público para poder lograr hacer la denuncia formal, sino que en muchos de los casos la denuncia no tiene consecuencia alguna sobre quien amenaza. Lo anterior en parte explica la “cifra negra” de delitos en México, donde se calcula que se denuncian menos del 10% de los delitos que se cometen.

Con este caso que ha llegado incluso a las páginas de los principales medios nacionales, podemos volver a palpar la vulnerabilidad en la que nos encontramos las mujeres con respecto a nuestra seguridad.

Este “rapero” y muchos simpatizantes de él se han amparado con el argumento de poder decir lo que les plazca gracias a la “libertad de expresión”, la cual en este caso en particular  vulnera la seguridad mental y social de un tercero.

Sin embargo, como mujeres no podemos seguir permitiendo que tanto en lo público como en lo privado se nos siga intimidando y agrediendo, para acabar con la violencia necesitamos mecanismos sólidos que garanticen nuestra seguridad en las redes.

La promesa de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, de crear un banco de datos de ADN para agresores sexuales podría ser replicada por otros estados de la República, además, se podría adaptar para tener una base de datos de agresores cibernéticos con el fin de sentar un precedente legal, así, si el agresor actuara en contra del agredido o de otra persona, este contara como algún tipo de antecedente de violencia y quien amenaza fuera castigado con todo el peso de la ley.

Los acosadores, violadores y quienes realizan amenazas deben ser expuestos e identificados, los tiempos donde los agresores vivían en la sombra del anonimato han quedado atrás. Los tendederos de denuncias virtuales que ofrecen distintos colectivos deben de trascender y buscar un lugar en la ley en donde se condene de manera legal cualquier acto de intimidación.  

A pesar de que los mecanismos legales que existen en este tipo de casos son poco efectivos y prácticos, hay algo que hoy queda claro, la comunidad feminista en México es cada vez más fuerte, más grande y más solidaria en este tipo de casos. El mensaje es claro, con las mujeres ¡NO!

Texto por Blanca Romero.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s