Categories
Política Económica

¿Y si nos vamos por la Tercera vía?

Es increíble pensar que en pleno año 2020 seguimos sin encontrar la fórmula de la eterna felicidad, pero aún más increíble que sigamos apoyando proyectos políticos que abierta y descaradamente nos venden planes tan extremistas como el socialismo o el capitalismo, a veces matizados con tintes socialdemócrata pero que en la praxis son más de lo mismo.

El término “Tercera vía” nació después de la Segunda Guerra Mundial y se popularizó entre los teóricos, estadistas y analistas de aquella época.

La Tercera Vía intenta agrupar lo positivo del capitalismo y el socialismo y presentar un escenario óptimo para todos los actores de la sociedad. Su principal promotor es el reconocido sociólogo británico Anthony Giddens, la Tercera vía busca ser una opción al neoliberalismo, al socialismo, a la socialdemocracia, al conservadurismo, al liberalismo y cualquier otro modelo económico-social propuesto.

Para Giddens la tercera vía debe tener como fin ayudar a los ciudadanos a adaptarse a los grandes retos de nuestro tiempo: la globalización, las evoluciones de la vida personal, las relaciones laborales y nuestra relación con la naturaleza.

Propone una serie de valores y directrices para la sociedad : igualdad, protección a los más vulnerables, libertad y autonomía, derechos con responsabilidades establecidas, autoridades democráticas , imparciales en sus decisiones,  autónomas, transparencia, rendición de cuentas , un pluralismo cosmopolita (que se relaciona con una consciencia de los riesgos ambientales y ecológicos para el mundo y su relación con el cambio científico y tecnológico, protección de la diversidad cultural) y conservadurismo filosófico y cívico pero a su vez propone modernizar este marco cuando se amerite.

La tercera vía no propone eliminar la participación del Estado sino maximizarla, busca un Estado que invierta para reducir las desigualdades, que fomente la inclusión social (adultos mayores, personas con discapacidad etc.) y un Estado que evite el fomento de una cultura de dependencia, clientelar o asistencialista.

Busca que el Estado apoye la inversión, las iniciativas empresariales, que impulse programas educativos que se mantengan durante toda la vida del individuo, que promueva asociaciones para proyectos públicos (donde la iniciativa privada pueda intervenir en proyectos públicos dirigidos por el Estado) y un Estado que estimule políticas púbicas donde el lugar de trabajo (y los horarios) puedan ser compatibles con el tiempo familiar y de recreación.

Además, la Tercera Vía toma en cuenta el papel que debe o pueden asumir las naciones en un mundo globalizado, donde las decisiones de un país o localidad pueden influir (positiva o negativamente) en el resto del mundo.

Es por esto mismo que Giddens sugiere una nación cosmopolita, y del fomento y desarrollo de un pluralismo cultural (para evitar fundamentalismos). Por ello propone una revisión de la Unión Europea, evalúa la posibilidad de un gobierno global y habla del fundamentalismo de mercado, que tiene que ver con la imposibilidad hasta la fecha de regular los mercados financieros (principalmente los especulativos).

Urgen líderes con un amplio conocimiento interno de su país y del mundo, pero urgen más líderes con amplio sentido común, enfocados, proactivos, centrados en el bienestar de todos sin polarizar a la sociedad con discursos arcaicos.

Hoy en medio de una inminente crisis económico-financiera-sanitaria-laboral (entre muchos otros aspectos) tenemos la gran y única oportunidad para rediseñar, adaptar y modernizar  los sistemas productivos, la participación del gobierno en actividades fundamentales para la vida diaria y lo más importante : la participación del ser humano común , aquel que sale a trabajar para consumir , aquel que debe ser el más interesado en que el estado de bienestar sea permanente, que el status quo sea modificado.

Hoy deberíamos aspirar a transformar nuestros países en buenos lugares para vivir y no vivir en el sueño de emigrar a otros con mejor calidad de vida.

El momento justo es hoy, no perdamos la oportunidad.

Texto por Jesús Aviña R. Preocupado por el cambio climático y por las ocurrencias de nuestros gobernantes.

Twitter: @jeavinar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s