Categories
Ojo artístico

¿De verdad nos gusta el cine por la trama?

A todos nos gusta opinar sobre la películas que vemos, es parte de nuestra naturaleza el querer compartir nuestros puntos de vista respecto de lo que vimos y entendimos. Sin embargo hay cosas que no siempre comprendemos, y no porque no tengamos la capacidad, sino por una muy simple razón.

Nadie nos enseña a ver películas.

Desde pequeños, al menos a aquellos que tuvimos la fortuna de crecer en la época en la que ya existían los formatos de reproducción casera como las cintas Betamax, VHS o DVD, los adultos solían ponernos una película para mantenernos quietos un par de horas, y aún cuando íbamos de visita a casa de alguien, si no había una consola de videojuegos, una película o dos eran suficientes.

¿Cual es el problema? Si es que se puede considerar alguno. No es que los adultos no quisieran enseñar a los niños a ver una película, sino que en realidad también muy pocos de ellos eran y son capaces de describir un método o una técnica para poder ver y entender una película correctamente en términos académicos. Se puede decir incluso que hay personas que hasta desconocen el hecho de que existen métodos para apreciar obras artísticas en general; y dado que el cine es la combinación de varias formas de arte, dichos métodos son aplicables a éste.

Una película consta de dos tipos de elementos a nivel básico: los visuales y los auditivos. Y estos a su vez se dividen en más elementos, a través de los cuales se nos cuenta la historia de la película. Como ejemplo de algunos elementos visuales tenemos el uso de los colores, las actuaciones de los personajes, y los movimientos de la cámara; y como algunos elementos auditivos tenemos los diálogos, la música, y los sonidos ambientales.

Si bien la historia se cuenta a través de elementos audiovisuales, nuestra mente es la que debe percibirlos y relacionarlo de manera que todo tenga sentido, y esto nos lleva a dos conceptos muy importantes y que puede resultar confuso diferenciar.

Argumento y trama. No, no son lo mismo.

El argumento se compone de los eventos ocurridos en la historia, tal y cual ocurren en la película. Una manera simple de conocer el argumento es leer la sinopsis, la cual nos da una idea de lo que ocurre en la historia pero sin arruinarnos las sorpresas.

La trama es una estructura, a diferencia del argumento que es secuencia de eventos. Pongámoslo de manera simple. Una trama suele componerse de inicio, nudo, y desenlace, sin embargo, estos no siempre ocurren en ese orden cuando vemos una película. Hay películas que comienzan contando parte del final y esto cambia la trama, pero no cambia el argumento porque los eventos de la historia son los mismos sin importar el orden en el que se cuentan.

Tratar de entender una película es algo simple si se mira y se escucha con atención, y aun en esos casos, uno no siempre entiende lo mismo que entendió la persona que estaba junto a nosotros, y aprender a compartir nuestra visión enriquece enormemente nuestra experiencia, y hacerlo de manera asertiva nos libera de barreras como la vaguedad y la confusión. Tal vez la próxima vez que veamos una película, podamos responder si nos gustó la trama o no.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s